Cómo evitar arrepentirte de una compra

Todos hemos estado ahí. Pensando desde hace 10 minutos que no hemos tenido que comprar eso, que se veía más bonito/útil/importante en la tienda que en nuestra casa y que hay tantas otras cosas que hemos podido hacer con nuestro dinero en vez de tenerlo ahí parado, “invertido”, en algo que no vamos a volver a usar nunca más.

El arrepentimiento post compras es un sentimiento muy común (y uno muy incómodo de tener). Se hace más incómodo todavía cuando haces compras en comercios internacionales (hey, ¿hace falta que diga que el proceso de devolución es difícil?) o cuando no estás seguro de las políticas de devolución de la tienda y la cantidad de días que tardan en devolver el dinero a tu cuenta en caso de aceptar la devolución ( en la mayoría de los casos MUCHOS).

Pero hay varias estrategias que se pueden seguir a la hora de hacer compras para evitarlo y así tener más dinero disponible para comprar cosas que te parezcan tan bonitas/útiles/importantes en tu casa que en la tienda.

1. No compres nunca estando con hambre, molesto o triste:

Está comprobado que cuando tienes emociones negativas compras más y cosas que te generan menos felicidad. Así que está es muy fácil, si estás de muy mal humor cierra las ventanas que tienes abiertas con trajes de baño en pleno invierno y sal corriendo del mall.

2. Espera unos días:

Esta no es fácil, sobretodo cuando es temporada de ofertas, pero te ayuda a tomar decisiones más racionales que emocionales. Si vas a una tienda y ves algo que te gusta toma una nota mental del producto y date un par de días. Luego de esos días re-evalúa si todavía lo quieres comprar.

3. Pregúntate: “¿voy a usar esto más de una vez?”

Y después se honesto contigo mismo cuando te des la respuesta. Es muy probable que si solo acampas una vez al año no necesites comprar una tienda y puedas pedirle a algún amigo o familiar que te preste una. Si hacerte la pregunta solamente no funciona puedes intentar hacer un ejercicio matemático y sacar el costo por uso de lo que estás comprando. Digamos que esa tienda de campaña cuesta $50.000 y que en total calculas que la vas a usar 2 veces. ¿Qué tan cómodo te sientes gastando $25.000 cada vez que la uses?

4. Revisa otras tiendas

Sobretodo en caso de productos caros, revisa si hay mejores precios en otras tiendas. No hay nada que genere más sentimiento de culpa post compra que ver que has podido comprar lo mismo por un 25% menos. La parte genial de comprar online es que puedes vitrinear muchos sitios en muy poco tiempo y sin tener que salir de tu casa.

También te podría interesar: